|
¿DE QUE HABLA UN EMPRENDEDOR EXITOSO?

¿DE QUE HABLA UN EMPRENDEDOR EXITOSO?

Por lo general no le prestamos atención a las palabras que usamos en nuestro diario vivir. Consideramos que están dentro de nuestro vocabulario porque así nos enseñaron a comunicarnos; cuando en realidad nuestra forma de hablar es similar a lo que es un corte horizontal de un árbol o la huella de nuestros dedos, es decir, es una sola y diferente de los demás.

Las palabras que elegimos utilizar son la expresión de nuestro temperamento, carácter y forma de enfrentarnos a la vida de acuerdo a las contingencias en las que nos vemos interactuando con otras personas.

Las palabras y/o expresiones que utilizamos tienen un importante impacto porque gracias a ellas vamos creando el mundo en el que coexistimos.

Con mayor razón, cobra mucha importancia este contexto en el EMPRENDEDOR EXITOSO.

Este artículo pretende dar a conocer y sugerir un conjunto de palabras que evitan en la frecuencia de su uso por parte de los emprendedores empresarios los cuales evidencian buenos resultados en su gestión de negocios.

En necesario hacer conocer que con este artículo –como todos los de esta serie— no desean formar parte de un “recetario mágico” de acciones, y que, se consideraría que gracias a ellos de por si el éxito en los negocios está asegurado. En sí, busca impulsar una cultura entre los empresarios exitosos para poder replicar su modelo en otras realidades.

FRACASO, tal como lo hemos visto en nuestro primer artículo, los errores que se cometen de manera o no natural, los asumen como oportunidades para tener lecciones aprendidas y producto de estas experiencias comenzar de nuevo con más mesura y perseverancia; caso contrario para reestructurar las líneas de futuro.

IMPOSIBLE, no significa que hay que estar en el extremo del optimismo o positivismo; por el contrario, hay que estar centrado en el realismo que representa el desarrollo de los negocios. Las acciones que emprende un empresario exitoso no caen en lo posible o imposible, más bien se encuentran entre lo probable y lo improbable. La diferencia del significado de estas palabras (POSIBLE y PROBABLE), es que las probabilidades se basan en medición y las posibilidades se basan en percepción.

ALGUN DIA, expresión muy relacionada con la anterior, el emprendedor exitoso conoce muy bien que “algún día” es como decir “si la suerte me acompaña me ganaré la lotería”. Se deja de lado esta expresión al poner fecha a todo lo que se planifica, esto, para hacer posible la medición respectiva.

CULPABLE, el fondo mismo de esa palabra connota una aseveración que estamos haciendo algo muy malo, es una palabra que puede llevar consecuencias en el entorno en el que se desenvuelve el emprendedor. Capaz si la expresión de culpabilidad se cambia por expresiones como: “en realidad no lo había calculado así” o “me arrepiento de lo que he hecho”; esto nos llevaría a ser más conscientes de los reparos o compensaciones que hay que hacer ante circunstancias que son adversas.

QUIEREN DAÑARME, el emprendedor exitoso elimina por completo esa frase o expresión de su vocabulario diario, porque sabe muy bien que el éxito o fracaso depende exclusivamente de él. No excusa su fracaso o poca habilidad para conseguir sus resultados, en los demás. Una frase típica en ese sentido es: “no he vendido porque hay mucha competencia y ellos lo venden más barato, incluso hasta lo regalan”. El emprendedor exitoso está en paz consigo mismo.

INTENTAR, el tema central aquí es, o se hace o no se hace, no hay puntos intermedios, no es querer hacerlo, es decidir la ejecución o no de una decisión, al final, si el resultado no es el óptimo o el esperado, siempre se pudo validar su pertinencia o no.

SIEMPRE / NUNCA, son dos términos extremos que no facilitan el desarrollo de una comunicación con patrones culturales de desarrollo de emprendimiento. Ambos términos representan situaciones estáticas, sin movimiento; lo cual impulsa una orientación marcada de resistencia al cambio, querer mantenerse en el statu quo, contraria a la evolución cualitativa que tienen de manera imperecedera los micromercantes exitosos. Términos que hay que saberlos usar con mucha prudencia.

Estas y otras palabras o conceptos nos alejan de la realidad sostenible esperada para un negocio en crecimiento, además; quienes están en nuestro entorno social reciben esa “huella” comunicativa e inmediatamente hacen la calificación adecuada que nos corresponde.

Queda pues, en cada uno de los emprendedores el definir su camino comunicativo.

José Gómez

jgomez@gbxresources.com

Deja un comentario

Cerrar menú